Caminar en La Sierra de Francia, blog de senderismo

El camino de las raíces en La Alberca


Ubicación: La Alberca. A 20 minutos de Casas Rurales Caño Chico y La Fuente
Recorrido: Circular, 8 km.
Duración: 2h30.
Dificultad: Fácil.
Señalizado


mapa del camino de las raíces

Para ver el mapa en Google Maps, haz clic en la imagen.


Donde comer en La Alberca

Donde tomar algo en La Alberca

Después de visitar La Alberca, un camino familiar con poco desnivel para estirar las piernas. El Camino de las Raíces es una de las 4 propuestas de senderos con Arte en la naturaleza (Land Art) de la Diputación de Salamanca. Iremos analizando su interés paisajístico pero también artístico. Licenciado en Bellas artes y profesor de Artes Plásticas en mi país de origen, creo que puedo dar mi humilde opinión al respecto.

 

Por lo que al paisaje se refiere, clasificaría ese camino en ultima posición de esos 4 caminos de la Diputación en La Sierra de Francia. Es verdad que el listón está muy alto en temas de paisajes en una zona como la Sierra de Francia.
Pero especialmente en otoño, el final del recorrido a través de un castañar tendrá su encanto de colores. y tiene el merito de hacernos conocer 2 bonitos lugares cercanos a La AlbercaLa laguna de San Marcos, con una vista espectacular de la Peña de Francia, y la ermita de Majadas Viejas.

camino de las raíces-La Alberca

Resto de calzada.cerca de La Alberca

En cuanto a las obras allí sembradas, en cambio, es seguramente el conjunto con mayor solidez de los 4 caminos, por su densidad y arraigo (nunca mejor dicho) con el entorno paisajistico y cultural del la zona,  y por la aportación de un artista como Fernando Casas.

escultura de fernando casas

Asteroide S 09 2010 de Fernando Casas.

No es por ser astro aficionado que me he sentido atraído por su Asteroide S 09 2010″, ya que para mi, evocaba una semilla enorme. Pero además de la ubicación acertada dentro de la Ermita de San Marcos (o lo que queda de ella), se aprecia a primera vista la calidad de esta escultura., que el rodeo y el tacto no hacen más de reforzar.

El camino de las raíces-La Alberca

Panal de Carlos Beltràn.

«El panal» de Carlos Beltrán es una propuesta interesante por hacernos mirar el paisaje à través de tal celosía y recordarnos que una de las riquezas de la zona, la miel,  sale del trabajo permanente de nuestras aliadas, las abejas…en tan mal estado últimamente por nuestras conductas erróneas.

escultura de Cano

Hojas de roble de Iraida Cano.

A la propuesta de Iraida Cano y sus «hojas de roble» diseminadas por el camino, le falta en cambio fuerza y ambición. Sus objetos se quedan en una intentona intermedia más bien retraído: Ni obra monumental, ni a escala, que podrían haber sido 2 vías de trabajo quizás más acertados.

Algunas propuestas pasan desapercibidas: Personalmente (y no soy el único parecer ser), pasé de largo sin ver la propuesta de Lucía Loren «La Majá» al ser apartada del camino (quizás hayan entre tanto puesto alguna indicación más). Me obligo volver otro día a verla. Una pena, porqué es un bonito homenaje a los hombres que durante siglos han construido y mantenido los miles de cercados,  paredes y paredones de nuestra comarca.

escultura de arbol

Sombra de Fernando Méndez.

También me pasó lo mismo con la obra de Fernando Méndez y su «Sombra» de árbol que me obligó a dar media vuelta un poco más lejos. No se podía elegir peor el lugar para amontonar piedras que reconstruyen la hipotética sombra de un gran castaño (yo hubiera intentado reproducir lo mas fielmente posible su sombra a una determinada hora y estación del año, pero es su idea no la mía…). En un lugar sin a penas perspectiva para apreciarla y sobre todo en una zona húmeda permanentemente removida por los jabalíes. Muchas piedras estaban ya descolocadas y me temo que de no estar encima, la fauna del lugar se ocupará rápidamente de disolver la obra (que también es la suerte de muchas obras de LandArt, creadas para desaparecer con el tiempo. Pero no creo que sea esa la idea de la Diputación que ha invertido en ella…)

La salida al camino se encuentra en una curva, justo después de salir  del pueblo de La Alberca por un viejo puente, en la carretera de Mogarraz,  a unos 100 metros antes del cuartel de la guardia civil. Pasaremos por una zona de chalet y empezaremos a adentrarnos en el bosque.

La ermita de Majadas Viejas

Según la leyenda, El Rey Don Rodrigo, después de la batalla de Segoyuela de Cornejas, escondió allí una Virgen que siempre llevaba con él. La talla la encontró un ermitaño, Froilán Porqueiro, del vecino pueblo de Monforte, y los vecinos de La Alberca levantaron una ermita en el lugar. Esta imagen sería llamada Virgen de Majadas Viejas, porque en el lugar donde apareció, los pastores levantaban sus cabañas y llevaban al rebaño, y se dispuso que en su honor se celebraría una romería anual. Esta romería se sigue celebrando en la actualidad, y ese día (El de Pentecostés), la Virgen es sacada en procesión, después de una misa en la ermita. Los niños bailan las danzas a la Virgen, y por la tarde después del rosario, se lleva en procesión a la Virgen, a las mismas peñas donde apareció, y allí se representa una loa, o auto sacramental donde se conmemora la aparición de la Virgen. Finalizada la loa, la plaza de la ermita es testigo de una capea popular. (referencia: romanicodemiguel.blogspot.com)

El camino de las raíces-La Alberca

La laguna de San Marcos

La laguna se encuentra junto a un extenso robledal de roble melojo (Quercus pyrenaica) y gran variedad de arbustos como retamas, gatuñas, brezos, brecinas, chaguarzos así como la típica vegetación acuática y palustre asociada a aguas frías y limpias dando cobijo a un amplio abanico de aves como mirlos, petirrojos, carboneros, mosquiteros, colirrojos, también mamíferos como el corzo y el jabalí, reptiles como lagarto verdinegro, lagartija colilarga, culebra bastarda, de escalera y una buena representación de anfibios como la rana común, rana patilarga, ranita de San Antón y distintas especies de sapos y tritones. Es un lugar declarado como Zona Húmeda Catalogada de Castilla y León. (referencia: miespacionatural.es)

Laguna de San Marcos- la alberca

Página oficial de la Diputación sobre el camino.

 A modo de conclusión: Algunas claves para entender el arte contemporáneo.

¿Que es el Land Art?

La noción de Land Art se desarrolló en Estados Unidos al final de los años sesenta. Viene de una concepción minimalista de la escultura que rompía con una tradición decorativa y se insertaba dentro del gran movimiento de No-arte que dominaba el arte contemporáneo entonces. Denunciando una economía de mercado, quería huir de sus cauces oficiales como los museos o las galerías. Se asociaba a una consciencia ecologista del territorio y a un redescubrimiento de las culturas arcaicas. En esos aspectos, se situaba en la continuidad de la tradición romántica del paisaje en el siglo XIX.

Sus representantes más conocidos son Robert Smithson, Richard Long, Robert Morris, Dennis Hoppenheim, Christo y para España el vasco Ibarrola.

landart

Richard Long

landart

Robert Morris

  ¿El Land Art como reclamo turístico?

Nada nuevo bajo el sol.
En numerosos lugares (como por ejemplo Arte en la Tierra en Santa Lucía de Ocón en la Rioja) certámenes organizados por asociaciones o instituciones se han convertido con el tiempo en destinos turísticos temporales o permanentes, con las consiguientes repercusiones económicas para las comarcas donde se encuentran.

Un buen ejemplo de ello, que conozco bien por encontrarse cerca de mi lugar de origen en Francia, es el "vent des forêts" (el viento de los bosques). En una zona próxima a Verdun, cruelmente castigada por la primera guerra mundial, donde no queda nada sino cementerios militares, donde la tierra fértil ha sido removida por los millones de obuses allí arrojados. Nació hace 30 años de una asociación, la idea de organizar concursos y encuentros artísticos. Los artistas trabajan altruistamente a cambio de alojamiento, comida y buenas juergas , y tener todo el material para realizar su proyecto. Las obras quedan allí, dispersadas sobre hectáreas de bosque, atrayendo en la zona a miles de visitantes donde antes nadie se hubiera parado sino para visitar la tumba de un abuelo o los restos de la terrible contienda.

La propuesta de la Diputación de Salamanca es bien distinta y parte de un razonamiento inverso: Pretende utilizar el arte para fines exclusivamente turísticos, introduciéndole por caminos y lugares cargados de historia. La apuesta es atrevida y es normal que provoque polémicos debates, pues muchas obras expuestas no soportan la comparación con entornos únicos que por si solo son obras de arte y donde cualquier intervención puede interpretarse como un sacrilegio.

Cuando el arte se vuelve elitista.

A lo largo de esos 4 artículos sobre los senderos de la Diputación, he dado mi sentir sobre las obras que el caminante se va a encontrar. Esas opiniones, como en cualquier tema, son rebatibles y debatibles. No pretendo tener la ciencia infusa, y menos en un ámbito tan subjetivo como es el arte.
Pero siempre tenemos que tener un criterio propio y no dejarnos acallar por el discurso oficial (en arte como en todo los ámbitos) o impresionar por los "guardianes" del saber o del buen gusto.
Existe en efecto una concepción institucionalizada desde hace 50 años de lo que debe ser el arte contemporáneo: Una concepción conceptual y minimalista, elitista y autoritaria, cuyos autores se retroalimentan y se auto-alimentan. Sobre este tema, os animo a leer (aunque sea con el traductor automático de google) el interesante articulo de Pierre Souchaud donde analiza el nuevo academicismo del arte contemporáneo, con sus entramados complejos entre escuelas de arte, artistas, instituciones y galerías. Y una lectura imprescindible para entender la mercantalización del arte es el libro de Annie Le brun: Lo que no tiene precio (editorial Cabaret Voltaire)

Una amiga escultora define la receta de la creación artística por las siguientes proporciones: 1/3 viene de la mente (la idea), 1/3 del corazón (los sentimientos), 1/3 de la mano (la técnica). No se trata de una ecuación rígida: algunas obras podrán tener más de una cosa y menos de otra. Pero es cierto que el arte contemporáneo institucionalizado utiliza casi exclusivamente la primera proporción, a veces la segunda,  y se ha olvidado totalmente de la última.

También es cierto que siempre el arte ha sido el digno reflejo de la sociedad que lo ha producido. Basta darse una vuelta en algunas exposiciones, o mejor aún, en Arco, puro producto mercantil, para ver nuestra sociedad actual perfectamente reflejada. Una sociedad perdida, basado en un individualismo y un egocentrismo exacerbado, sin otros valores que el dinero, el éxito, la superficialidad. Unas obras basadas en la ocurrencia, lo inmediato o la provocación (tan habitual que al final deja de serlo, en una sociedad donde la provocación y la pornografía están en todas partes). Un contenido y un discurso que se centran casi únicamente en saber donde empieza y donde acaba el arte. En ese aspecto, el academicismo del arte de este medio siglo se integra lógica y perfectamente dentro de la historia del arte. Arte que vio su máxima sentencia de pena de muerte, el punto cero de la pintura y la escultura, con las obras de Malevitch (cuadrado blanco sobre blanco)  y de Duchamp (ready-made como el orinal), hace un siglo exactamente.

la fontaine- Marcel Duchamps

La Fuente – Duchamps – 1917

cuadro de Malevitch

Blanco sobre blanco – Malevitch – 1918

En resumen, una obra necesita del espectador para cobrar vida (aunque en eso también hay teorías sobre la autonomía de la obra de arte,  que se vale por si misma y no necesita que nadie la mire). Puede transmitir y provocar emociones, pensamientos, replanteamientos, e incluso rechazo. Pero lo peor que le puede pasar, es dejar indiferente...

arte-contemporaneo

Exposición de cuadros invisibles: Arte o tomadura de pelo ?

Banner de casasierrasalamanca

El campo base ideal para tus excursiones en la Sierra de Francia

Llámanos y reserva tu estancia al 647 229 674

2 Compartir
Compartir2
Twittear
Pin
Compartir