Caminar en La Sierra de Francia, blog de senderismo

Chorro de La Meancera, El Gasco

| May 16, 2017 | caminar en la Sierra de Francia


Ubicación: El Gasco (Las Hurdes)
Recorrido: Linear, 2,4 km ida y vuelta.
Desnivel:  Altitud máxima 867 m – Mínima 825 m
Duración: 1 hora (sin contar la contemplación de la cascada)
Dificultad: Baja.
Señalizado.



Otra cascada sublime en Las Hurdes.

Nos adentramos una vez más en la provincia de Caceres para descubrir esta cascada muy bonita, ubicada en un paraje remoto de Las Hurdes. Bien podría ser el lugar de rodaje de una escena del Señor de los anillos, con su castillo y los elfos corriendo y saltando con sus arcos, o la foto perfecta de una publicidad de champú. Un año de escasa lluvia como este nos deja entrever lo impresionante que serían sus 100 metros de caída con un caudal de agua mucho mayor.

Más que una caminata, se trata de un paseo ya que la cascada se encuentra a poco más de un kilómetro del pueblo. Eso sí, cuesta arriba. Además la senda es muy cómoda, empedrado hasta el final y con algunas pasarelas de madera.

Desde nuestras casas rurales en Villanueva Del Conde, tardaremos un poco menos de una hora en coche para llegar a El Gasco: Hay que pasar por Sotoserrano, Riomalo de abajo, y seguir la carretera hasta Vegas de coria, donde nos desviaremos en dirección a Nuñomoral. En Nuñomoral, debemos coger una pequeña carretera hasta El Gasco. La carretera muere en este pueblo perdido entre las montañas hurdanas.

El Gasco: Pueblo típico de Las Hurdes.

vista del pueblo hurdano del Gasco

Con sus 100 habitantes, El Gasco es una alquería de Nuñomoral aislada al final de un estrecho valle donde se juntan dos arroyos, el río Malvellido y el arroyo de la Miacera. Tiene un restaurante y algunas tiendas de souvenirs. Antes o después del paseo, os animo a curiosear la parte vieja del núcleo, donde quedan muchas casas hurdanas en buen estado, algunas sirven todavía de cuadra, con el olor típico a cabras que debían tener estos pueblos ganaderos. En esa parte del pueblo se encuentra el centro de interpretación de la casa hurdana, casas rehabilitadas y amuebladas para entender la  dura vida de la gente de esa comarca.

Ya sé que no les gusta a los hurdanos la película de Luís Buñuel “Tierra sin Pan”, que exagera y dramatiza la dureza de la vida en esas tierras. Cosa de la época, donde el documental se trataba con un guión preparado al servicio de un mensaje que se quería difundir. Pero es difícil quitarse esas imágenes de cruda pobreza cuando uno deambula por estrechas calles entre casuchas donde se hacinaban las familias que malvivían en un entorno hostil con poca tierra de cultivo. Esa miseria se siente igualmente en los trabajosos y escasos huertos que bordean los ríos, intentando retener allí la poca tierra acumulada en el fondo de unos profundos valles rodeados de montes de pizarra. Estos lugares huelen a sudor, esfuerzo y miseria. Y cuesta entender como asentamientos humanos podían prosperar en lugares tan duros. Y contrasta con la terrible belleza del entorno.

Centro de interpretación de la casa hurdana en El Gasco

Centro de interpretación de la casa hurdana. una casa típica con su tejado de pizarra

casas hurdanas, El Gasco

Calles estrechas con escaleras empinadas, una estructura que permite buscar la sombra en un entorno donde el sol veraniego es implacable.

huertos en las hurdes

Huertos cerca del pueblo. Algunos metros cuadrados ganado a la roca.

huertos hurdanos en paredones

Esta parte de las Hurdes es particularmente rocosa. La tierra es escasa y de poca calidad agrícola.

Recorrido hasta la cascada.

panel informativo de la senda de la Meancera

Tenemos un panel informativo en una placita donde acaba la carretera, en el pueblo.

calles de El gasco

Cerca de una tienda, bajamos hasta el río y empezamos a seguirlo siguiendo el bonito sendero que viene muy bien preparado.

caminando por la senda de la Meancera

El agua cristalina nos acompaña con su música durante todo el recorrido. Hay varias pozas y también una piscina natural que se cierra en verano con un chiringuito al lado. Cerca, hay una indicación para llegar al volcán del Gasco, una formación geológica que parece más bien ser el impacto de un meteorito hace un millón de años. La gente dice que allí hay piedras que flotan en el agua: Piedra Pómez.

sendero hacia la cascada de la Meancera

La subida bastante fuerte hasta la cascada, en un entorno incomparable…

paisaje cerca de la cascada del Gasco

Los numerosos saltitos de agua son el aperitivo, poco antes de llegar a la cascada que se nos desvelará solo en el último momento, detrás de esas rocas a la izquierda.

el chorro de la Meancera, caceres

Y de repente aparece ella: Este regalo de la naturaleza.

cascada del Gasco, hurdes

Los rayos del sol juegan entre las gotas de agua. Es un sitio precioso, para meditar y relajarse. Uno podría estar allí todo el día, hipnotizado por esta cortina de agua. La verdad es que da pereza irse y dejarla atrás. Después de disfrutar del lugar, volvemos al pueblo en un santiamén ya que es todo cuesta abajo.

 

Enlace de interés: Video con vista de drone de la cascada

Banner de casasierrasalamanca

El campo base ideal para tus excursiones en la Sierra de Francia

Llámanos y reserva tu estancia al 647 229 674

10 Shares
Share9
Tweet
+11
Share
Pin