Relatos de observación astronómica
Nebulosa Roseta

08 de octubre 2013

lugar: una pista agrícola entre el Maíllo y Morasverdes (Sierra de Francia-Salamanca)

Las fotos que acompañan este relato no son mías, pero las he retocado para intentar reproducir lo mejor posible lo que veía en el ocular.

 

Hacia unos meses que no había salido solo para mí, ya que todas las salidas del verano fueron para enseñar el cielo a grupos de gente. Aunque es verdad, después me solía quedar unas horas solo.

Tenía, pues, mono…

Quería intentar observar el cometa Ison y de paso Júpiter y Marte que se ven todos de madrugada. Eso de levantarme a las 3 o 4 de la madrugada, ir me a montar el instrumento, me cuesta mucho, y quería observar muchas cosas, por lo que decidí pasar toda la noche sin dormir, y os aseguro que a mi edad, eso de no dormir casi 48 horas me siente fatal, pero la pasión no tiene limite….

Llegué hacia las 22h00, ya de noche y bien cenado para aguantar las horas que me esperaban. Monté el dobson y colimaté con el sistema Cat eyes en 5 minutos. La verdad es que este invento me encanta por su rapidez y eficacia, mucho más preciso que cualquier láser. El seeing parece más bien regular, cosa que se irà confirmando cuando intentaré aumentar. Pero como voy principalmente dedicar la noche al cielo profundo, no debería tener que subir mucho los aumentos. En todo caso, el cielo está limpio y transparente…

22h30: Empiezo la sesión con  la nebulosa Omega (M17), acompañado por los pasodobles de la verbena de las fiestas del Maíllo, que deben ser de las últimas de la zona. La música, lejana pero presente, me aderezará la noche hasta las 4 de la madrugada, acompañado con el coro de los grillos y el canto de alguna ave nocturna.

Con el filtro NPB (filtro nebular entre un UHC y un OIII) y el Ethos 21mm, la veo con una extensión que pocas veces he podido admirar. La forma del cisne bien brillante está envuelta en una nube más difusa pero bien contrastada: exactamente lo que se ve en una foto, pero sin el color.

A continuación, un poco más arriba me paro en la nebulosa del águila (M16), que solo se aprecia perfectamente con el filtro. Con el Ethos 13mm, observo muy bien las columnas negras que entran en la nube brillante.

El Cisne estando al cenit a esa hora, aprovecho para apuntar la nebulosa del velo (ngc 6992-6960). Es una de las mejores épocas para observarla ya que las noches son más oscuras que en verano.

No me defrauda. Con el panoptic 41mm, mi aumento mínimo de unos 40x, tengo que ver en 2 veces todavía las diferentes partes tan extensas de esa remanente de supernova. Pero con una pupila de salida de casi 10, pierdo algo de luz por lo que la visión en el 21mm es mejor, y no digamos en el 13 mm. Más contrastada, la imagen es fotográfica, los hilos de gases que se entrecruzan dan vértigo. Intento con el Ethos 8mm para entrar todavía más en la estructura pero , por lo menos esta noche, no me aporta nada más.  Las partes menos brillantes (ngc6095-79) son perfectamente visibles entre las 2 nebulosas principales. Que pena no poder ver ese objeto enorme en su conjunto. Lo puedo ver así en mi refractor de 120 mm y 1000 mmde focal, pero mucho más apagado  por supuesto…

Cerca, la nebulosa crescent (croissant en francés) ngc 6888 , objeto también muy sensible al filtro que la revela como una forma que para mí se asemeja más a un cerebro espacial que otra cosa…

23h30: Como pasa con la nebulosa del velo, la nebulosa North America (ngc 7000) es tan extensa que no se percibe entera en este dobson de 2 metros de focal. Pero con el ocular de 21mm, y con este diámetro, el contraste entre el gas y el fondo negro  es muy fuerte, sobre todo en lo que sería el golfo de México. Con el 41mm y un aumento de unos 40X, se aprecia menos contraste pero permite ver más campo y ver a lado la nebulosa del pelicano (I 5070).

Otra vez, la observación con ese diámetro es casi fotográfica. Solo nos falta los colores aunque que se intuyen con los matices de grises tirando a rojo en el caso de América, o verde en caso del velo. Como me gustaría verlas en un telescopio de 1 metro para percibir mejor colores y detalles. Un viaje a la casa rural de este compatriota se hace cada vez más necesario, cuando reúna fondos y amigos para acompañarme…

00h00: Pero me entretengo y se va a poner un objeto que me dejo en jaque la última vez. Rápido, oriento el tubo hacia la constelación del Sagitario para buscar la galaxia de Barnard (ngc 6822), esta pequeña galaxia irregular que pertenece a nuestro grupo local. Pero antes he de pasar por  el cúmulo globular de Hercules (M13) que va bajando hacia el horizonte también y que siempre es un regalo para la visión.

Será el único cúmulo globular que observaré esta noche, absorbido principalmente por galaxias y nebulosas planetarias. Pero que imagen amigos míos !

Pues, no hubo suerte…O porque no sé muy bien lo que tengo que ver en el ocular, o bien por torpeza, estuve un buen rato buscando la galaxia de Barnard pero no la encontré. En cambio observé perfectamente la nebulosa planetaria del pequeño diamante (ngc 6818) que esta (se supone) al lado. En el 21 y 13mm, no deja de ser un pequeño disco de gas azul.

00h30: Una brisa fresca empieza a soplar, a veces con alguna racha fría. Decido hacer una pausa, sacar mi gorro de lana y echarle mano al termo de café con leche que tengo en el coche.

…Y sigo con una larga lista de nebulosas planetarias, todas situadas en una misma zona del cielo: la de la constelación del Águila (ngc 6781), más grande que la de antes pero más borrosa y de color verdoso. Aumentando con el Ethos 8mm y con la ayuda del filtro NPB, percibo que el centro es más tenue, y la circunferencia mas brillante y me recuerda la nebulosa del anillo (M57) que visito a continuación en la constelación de la Lira. En el Cisne, no puedo perderme la Blink (ngc 6826), azul con su estrellita blanca en el medio.

Dumbell (M27) siempre es una fiesta con ese diámetro. De los objetos que de los cuales yo, bastante torpe en este tema, percibo bien los colores. Es genial. Y tanto, que pasan todos mis Ethos uno tras otros, con el filtro NPB y sin él: el 21, 13, 8 y el 6 mm. Cuanto más aumento, más percibo los colores con claridad, pero el filtro al contrario que con otros objetos, no mejora de manera tan clara la percepción del objeto. Para mi  Dumbell es un enorme ojo rosado con el iris azulado. La nebulosa de la hélice (ngc 7293), imponente por sus dimensiones, no me da ese tono rojizo que vi. durante el verano. ¿será porque está ahora más baja en el cielo?

01h30: La nebulosa Saturno (ngc 7009) debe ser aumentada para ver su estructura . Con el 8 mm, percibo su “anillo”, el filtro no me aporta nada más. La noche de todos modos no está para aumentar y buscar muchos detalles…

La estrella Alfa del fénix asoma encima de las crestas de la sierra. Voy a intentar ver algunas galaxias cercanas a ella: a ngc 300 me cuesta encontrarla, pero en visión indirecta y con 40 aumentos, la encuentro. Con casi 200 aumentos, (ethos 13mm), me parece una galaxia espiral visto de frente parecida a M33, la del triangulo, pero muy tenue.  Estamos bastante bajo en el cielo y claro, la calidad de la imagen es muy mediocre comparado a si miramos hacia el cenit.

Ngc 55 en cambio es más brillante. Ocupa todo el campo de mi ethos 13 mm y recuerda a M82, el cigarrillo. Pero fotos revelan una estructura más parecida a la nube de Magallanes.

02h00: Alfa del Fénix se esconde tras las montañas. Tendré que ir otro día en un sitio más despejado hacia el sur para explorar por debajo de esta estrella.

Estoy a tiempo para apuntar la galaxia estrella del momento: La galaxia de escultor  también llamada galaxia de la moneda de plata (ngc 253),  que està a 13 millones de años-luz. Una preciosidad casi fotográfica que ocupa todo el campo del Ethos 21mm. Se ve perfectamente la estructura espiral con sus brazos, zonas y entradas oscuras (polvo interestelar) y puntos más brillantes que serán quizás, como en la galaxia del triangulo,  zonas de hidrógeno ionizado (H3). Con el Ethos 13mm, si miro en visión indirecta, la imagen se hace todavía más precisa, con el bulbo central y “ovejitas” de gas, que es lo que se ve en las fotos de aficionados. Es, con Orión, la imagen de la noche, sin duda…

A continuación, M33 justamente. Nuestra vecina a 2,8 millones de años-luz. La galaxia del triangulo tiene un tamaño y una visión aparentemente similar dentro del 21 mm. Pero con el 13mm, he de desplazarme para visitar sus brazos muy extensos.

02h45: Pausa café. Vuelvo a  la constelación del escultor para observar ngc 247, una galaxia que se ve como la mitad de la galaxia de la moneda de plata pero que tiene poco contraste. Es parte con ella del grupo del escultor, el grupo de galaxias más cercano a nuestro grupo local. También lo es la galaxia ngc 613,  muy pequeña en el ocular pero su forma de espiral barrada se lee perfectamente: el núcleo central de la que sale 2 brazos formando una S.  Un objeto similar en la constelación del Horno, ngc 1097, me enseña su corazón bien brillante, pero veo la parte más densa de la galaxia, que parece elíptica, no llegué a discernir los 2 largos brazos que se ven en las fotos.

Esa zona del cielo es interesante, tiene 2 galaxias enanas que son  del grupo local, y tendré un día que intentar observarlas, aunque son objetos difíciles.

Mi festival de galaxias sigue subiendo hacia Cetus (ballena) y Eridanus) con ngc 908, una pequeña espiral que tengo que aumentar con el 8 mm para que me revele algo más que una mancha borrosa. Ngc 1407, todavía más pequeña en el ocular, es una galaxia lenticular, es decir redonda. Sigo subiendo hacia la Ballena: ngc 720, una galaxia elíptica (es decir de forma alargada pero sin brazos como las espirales) y cerca de la estrella théta Cetus, 5 pequeñas galaxias alineadas: Ngc 636-615-600-596 y 584.  y no muy lejos ngc 157, un poco más grande que estas últimas y de la que puedo intuir su estructura espiral. Hay cantidad de otras galaxias en la región pero las dejaré para otras noches. Me voy a la nebulosa planetaria de la Ballena (ngc 246) también llamada nebulosa del esqueleto, para despedirme de esa constelación bien interesante. En el Ethos 13 mm, ngc 246 es una bonita burbuja de jabón azul, pues veo exactamente eso, una burbuja. Un circulo inacabado un poco más grueso por un lado con 2 estrellitas dentro,  y  que con el filtro NPB se convierte en un disco ya que se revela el gas de la parte central.

04h15: Me quedan unas cuantas galaxias que observar hacia la Ballena, pero he de ir a ver M42 en Orion, mi primer reencuentro con esa fantástica nebulosa desde la primavera pasada. Reencuentro siempre mágico y esperado. Que ganas tengo…

En el Ethos 13, enfoco el corazón de la nebulosa. Desde el año pasado que vi en ella una forma de cabeza de un viejo brujo, no puedo evitar de leerla así: Una cabeza cuyo ojo está formado por las estrellitas del trapecio que le dan una mirada inquietante, un rostro en forma de media luna donde la nariz prominente et aguileña parece alcanzar la barbilla. De esa cabeza parece salir unas alas de ángeles que son las extensiones de la nebulosa…Eso es lo que veo yo, donde otros bien podrían ver un pájaro con el pico abierto.

Con el filtro, M42 es tan extensa que necesito el panoptic 41mm para verla entera, con el 21mm y su mejor contraste, percibo en los matices de grises fuertemente colorados toda la riqueza cromática de esa joya del cielo: verde, azul, un tono rojo vino…

04h30: Un cansancio repentino me obliga a hacer una corta pausa-cafeconleche. Sigo en Orion con las nebulosas de la llama (ngc 2024) y la pequeña ngc 2023 al lado, cerca de la tan difícil cabeza de caballo (Barnard 33) que sigo todavía buscando.  Con o sin filtro NPB, no veo nada aunque que SÉ que estoy mirando la zona correcta. Este objeto, uno de los preferidos de los fotógrafos, se revela con un filtro H-Béta, que no tengo todavía. Lo necesitaré si quiero lograr verlo en visual algún día. Algún amigo a la visión excepcional dice que la ha visto en mi dobson, pero yo detrás de él, no he legado a verla…

Levanto suavemente el dobson para llegar a M1, la nebulosa del cangrejo, remanente de una supernova que exploto hacia el año 1000 y fue comentada por los astrónomos chinos y árabes de la época. En el Ethos 8, con casi 300 aumentos, percibo perfectamente los filamentos que se ven en las fotos, y que me evocan  una especie de nube de electrones.

Vuelvo a bajar un poco para encontrarme con la Roseta (ngc 2237), gran nube de gas (HII)  difícil de observar por su gran tamaño y poca luminosidad, y que rodea un cúmulo de estrellas(ngc 2244). El filtro NPB se revela otra vez primordial para observarla perfectamente con el ocular de más amplio campo que tengo: el panoptic 41mm. Con el Ethos 21mm, la veo a trozo pero percibo mejor su color rojizo, más bien un gris oscuro con tono rojizo.

05h45: El frío y la fatiga empiezan a invadir mi cuerpo. Pero tengo que aguantar, pues el cometa Ison está todavía demasiado bajo para intentar encontrarlo. Sirius y Canis Mayor están ya muy altos y aprovecho para mirar el Casco de Thor (ngc 2359). Su peculiar forma de casco de “Asterix” es evidente con el uso del filtro NPB y el Ethos 13. Creo que la vi. con más contraste un día con el filtro OIII del antiguo propietario del dobson, pero con unas estrellas casi apagadas: Es lo bueno de este filtro. Tiene un contraste que alcanza casi un buen filtro OIII pero con la visión natural de un filtro UHC, dejando ver el fondo estrellado.

Haciendo tiempo, apunto a Júpiter sin grandes esperanzas ya que la calidad del seeing no ha cambiado desde el principio de la noche y no voy a poder aumentar lo que quisiera. De pasar de objetos difusos a ese planeta tan brillante, me quedo ciego por un momento. La observaré un ratito con el Ethos 13mm (175x) ya que con el 8, las turbulencias dejan una imagen pastosa y movida. Las bandas son visibles, el tono marrón también así como los 4 satélites más brillantes que bailan a su alrededor.

Intento Marte por amor al arte. Mucho más baja en el cielo, muy lejos ahora para esperar detalles, sé antes de apuntarla que no voy a ver otra cosa que una canica naranja, muy pequeña. Percibo la mancha blanca de uno de sus polos, nada más. La atmósfera se mueve demasiado esta noche. Todavía recuerdo aquella velada de febrero viendo Saturno con 600x, como una foto, fantástica…

06h15: Ya ha llegado la hora de buscar a ISON. Miré en casa  en un mapa donde estaba esta noche (por encima de Marte) pero no la llevé. Error ! El cometa es tan débil todavía que me costo media hora encontrarla.

En el Ethos 13, veo un pequeño núcleo brillante con un principio de cola pero estamos todavía muy lejos de tener el objeto brillante que se prevé que será en noviembre. Realmente me decepciono un poco y parece según van pasando los días que no va a cumplir con su promesa y va a ser un cometa más bien regular.

Intento usar un filtro UHC-e , que usaba con mi catalejo de 120mm porque leí una vez que puede ayudar con los cometas al filtrar la banda del calcio, elemento muy presente en esos cuerpos. Con él, el cielo es algo más oscuro (Las luces del amanecer ya apuntan al horizonte) y veo el cometa un poco mejor. Tengo que probar la efectividad de ese filtro sobre cometas cuando este sea más brillante, pero puede ser de útil ayuda.

07h00-07h30: Ya empieza a llegar el alba. Mientras desmonto y cargo el telescopio en el coche, tengo fuerza suficiente para mirar el firmamento y disfrutar de ese ambiente tan especial de la mañana que asoma, con los ligeros ruidos de la naturaleza despertando, las estrellas que se van apagando una a una, dejando para el final, ya con plena luz del  día, las más brillantes como Sirius, Rigel y Júpiter.

Feliz pero agotado, me vuelvo a mi casa sabiendo que ahora me espera un largo día antes de poder acostarme y recuperar sueño para la próxima noche en blanco.

Maratón otoñal
5 (100%) 1 vote
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
+1