Relatos de observación astronómica
refractor de 120 mm

22 de agosto 2012

Lugar: Cereceda de la Sierra (1000 metros de altitud) – Sierra de Francia – Provincia de Salamanca

 

Parece el titulo de una película del Oeste, pero aquí no hay ni buenos ni malos, solo buenas sorpresas ! Algunas van a acabar con algunas leyendas urbanas que circulan en los foros… No había vuelto a sacar mi refractor de 120mm desde hace 6 meses que tengo el dobson de 500mm, muy ocupado que estaba a descubrir el potencial de este maravilloso instrumento. Pero lunes por la noche (18 de agosto 2012), me decidí a usarlo, cuando había usado el 500 2 días antes. Al principio, mi elección había sido por mi perra, que no soporta los petardos que acompañan las 4 noches de verbena de las fiestas del pueblo. Esta preciosa Mastín de 42 kg no entra en la Kangoo cuando cargo el 500 más los accesorios. Por eso he llevado pues mi Orion 120/1000 y su montura ecuatorial diciéndome: ” Aprovecharé para observar estrellas dobles, cosa que no suelo hacer, dado que estaría obligatoriamente decepcionado si me ponía a mirar los clásicos del cielo profundo después de haber mirado por un 500.” ¡ Pues que sorpresa me he llevado amigos!
Primero, pruebo mis nuevos Ethos 21, 13 y 6 que nunca habían pasado por ese tubo. Ahhh! 100º, es muy que muy interesante…Pero guardo rápidamente solo el 21 porque quiero observar objetos que no veo bien en el 500 por su extensión: Pléyades, doble cúmulo, M31… Y empiezo con mi panoptic41, un poco infra usado con el 500 por la pupila de salida pero que me sirve de buscador. Ahhh! el gran campo! que bonitas estas estrellitas finitas con 20 de aumento! Vuelvo a descubrir el cielo en miniaturas, la visión de la Laguna y Trífida, las 2 en el ocular, me encanta. Lo mismo con las nebulosas del cisne y del águila. Monto mi nuevo filtro NPB de DGM Optics, un UHC con fama de ser muy restrictivo, sin mucha esperanza, dado que todo el mundo (hasta el fabricante) dicen que se deben de usar con diámetro de 200 mínimo. Pues, las nebulosas del Sagitario resaltan fenomenal, tanto con el 41 que con el 21mm, con el 13, la imagen se vuelve muy oscura y he de montar mi antiguo UHC_E Astronomik de 1,25″ para tener buena imagen.
Los velos con el panoptic 41 y el NPB son de mucha belleza y…enteras. Y visión mágica: la North America aparece evidente y entera, cuando nunca la había visto sin filtro, y con el 500, por supuesto, a trozos. Más tarde, vuelvo a ver las Pléyades enteras, hacia mucho tiempo… así como el doble cúmulo de Perseo y M31, todo al pano 41, y me pierdo en los cúmulos de Casiopea, sobre todo la bonita NGC 7789.
Por supuesto, las pruebas sobre M51 o la galaxia del escultor, presentes pero débiles, no tiene que ver con las visiones al 500, igual con la planetarias o los cúmulos globulares. Pero esa salida confirma que un pequeño refractor es un buen complemento para un dobson, y que uno no debe privarse a volver a mirar por él de vez en cuando. Es una visión diferente y complementaria, una manera de gozar del muy gran campo. Un bemol sin embargo: Después de haber usado un dobson durante meses, mis cervicales habían olvidado las malas posturas para apuntar con del buscador o para mirar al cenit. Pues con el 500 y sus 2 metros de focal, estoy siempre erguido y el Quick Finder es mucho más practico para buscar objetos.
Conclusión: Voy, como lo intuía, a vender con el tiempo este reflector para comprarme uno mas pequeño y APO de 80 o 100 mm, con montura acimutal. Algo que no abulté demasiado y se monté enseguida. Esta montura ecuatorial pesada ya no tiene mucho sentido si se trata de usar solo el panoptic 41 y el ethos 21mm con ese refractor. Así podré llevármelo con el dobson. Como suelo salir con gente, podrán mirar en uno mientras busco con el otro. El filtro NPB es menos caro que un Lumicon o Astronomik, y funciona muy bien con un refractor modesto y unos oculares de grandes focales. Se lo aconsejo para objetos muy extendidos como el velo o NGC 7000. Y para los que solo tienen un pequeño refractor y no hacen fotos, completadlo con un dobson, no es necesario un monstruo, un 300 les mostrará el cielo profundo. Pues a pesar de lo que dicen las mujeres, allí sí que cuenta el tamaño, y mucho…

 

El Dobson, el catalejo, y el filtro NPB…
5 (100%) 1 vote
0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
+1