Relatos de observación astronómica
Fred Creusot y su dobson 500

06 de enero 2013

Lugar: Paso de los Lobos 1500m – Sierra de Francia- Provincia de Salamanca
Llego a las 17h30, el tiempo está muy despejado y no se mueve una hoja, cosa excepcional allí. La jugada me ha salido bien. Anunciaban viento de entre 0 y 7 km/h y la noche será así de tranquila, con unas temperaturas inusuales, nada de frío, por ser enero a estas alturas. Y una humedad muy baja (hacia 20%). De hecho, el coche a penas tendrá condensación y en el telescopio, nada de nada. En cambio, al bajar a las 3h00 de la madrugada, la sensación de humedad y frío será mucho mayor en mi pueblo (Villanueva del Conde) situado a 800 metros.

Monto rápido el material delante de multitud de coches que suben y bajan a la Peña, mirándome con cara de curiosidad, algunos preguntando lo que estoy haciendo.”con eso verás hasta Marte “ me dice uno… Acabo de sobra para sacar fotos y disfrutar de la puesta de sol impresionante, la Peña se vuelve totalmente naranja, hacia Portugal y Ciudad Rodrigo se ven bancos de bruma. Yo estaré a salvo aquí. Me he dado cuenta que con la diferencia de temperatura diurna y nocturna en invierno, el espejo tarda más en ponerse a temperatura. Montar el telescopio un poco antes me permite disfrutar ya de una imagen decente cuando la noche está instalada y oscura, hacia las 20h00.
Empiezo primero con Júpiter y veo enseguida que esta noche va a ser especial. La veo con toda nitidez durante segundos enteros y con un montón de detalles que no veía ayer a 800 metros. La mancha roja está perfectamente resuelta así como varias bandas finas además de las 2 principales. Puedo observar varios círculos blancos y matices en las bandas ecuatoriales y líneas y marcas negras en varias puntos del planeta. Los colores van del ocre amarillo a las bandas color vino, matices de grises y rojos. Con el filtro azul, todos esos detalles, sobre todo la gran mancha roja, salen con más contraste y mejor recortado. Pruebo con el verde pero no veo ninguna mejora. … Y eso que el espejo todavía se está poniendo a temperatura…La noche promete.
Veo a simple vista extensiones laterales en la Vía Láctea, sobre todo hacia Casiopea que no había visto antes. Y algo que parece ser la luz zodiacal. Son alucinaciones mías debidas a mi excitación del momento o es real. Al haber tenido alguien conmigo habríamos podido comprobarlo.
Varios star tests efectuados al principio y al final de la noche me confirmaron que el seeing no es nada especial. La polar a 400x se mueve un montón y su pequeña compañera se ve como una suma de puntitos. Todavía en 10 meses no sé que es ver una estrellas puntual a ese aumento, con el disco de Airy alrededor: o sea la noche perfecta. (a caso puede ocurrir ?)
Esta noche, mi Ethos 6mm que es mi mayor aumento (385x) y no suele salir mucho de la maleta estará de fiesta. Llegué a sacar el NLV vixen de 4mm para llegar a 500x con Júpiter y los aguantaba. En cambio sus 45º de campo hacia más difícil el seguimiento y me confirmaba que un día de estos, tengo que pillar una barlow powermate 2x que con mi 8mm y mi 6mm me dará unos oculares de 4 y 3mm para las noches como estas… Pero en cielo profundo pocas veces todavía había usado ese 6mm con tanta suerte: M81 y 82 a casi 400x… El cigarrillo me ofrecía matices en su nube alargada con zonas más brillantes (las que salen en las fotos) y en el medio unas entradas oscuras, una que parece partir la nube en 2 (y donde dicen que hay eyecciones de materia..) La otra me enseña muy tímidamente sus estructura espiral, pero se ven.
Orión, que decir?..una foto…Imaginaros pasear a 300 o 400 x por M42, y ver nebulosas en la nebulosa. La parte del trapecio enmarcada por ese centro más denso que hoy más que nunca adquiere un aspecto de nube cumulus, como algodón o con grumos, como uno quiera. Me pierdo en la parte oscura que entra en M42 y divide esta y M43. A 100x se ven esas separaciones pero a 300x es un laberinto de canales oscuras que juegan con los bordes de la nebulosas. En pequeño, M43 tiene aspecto de medialuna con una estrella brillante dentro pero a 400x se transforma en un Pacman o (será el recuerdo fresco de la película del Hobbit ?) una cabeza de esqueleto-orquo, pues la nebulosa se corta en 2 con un trozo que parece una mandíbula, y en el otro, ese ojo brillante .. Hasta el trapecio me parece un ojo diabólico y a la parte densa alrededor, le saco el perfil de un monstruo con nariz y labios prominentes.( lo tenía que haber dibujado tal como lo veía, os juro que lo he visto) Con el filtro UHC, la nebulosa revela todavía más extensión. Realmente se ve todo lo que muestra una foto salvo el gas más tenue del medio, pero los bordes exteriores que se pierden el las estrellas de arriba de ven perfectamente así como las nebulosas mas allá de m43.(ngc1975-73) Claramente los colores de M42 son visibles, gris-rosado, con su centro gris azul-verdoso y ese recorte lateral color vino. Volveré varias veces en la noche a visitarla, de lejos, de cerca, de lejos otra vez, podía haberme quedado toda la noche con ella pero hay más cosas que descubrir: como la cabeza de caballo que ayer no conseguí ver.
Pues no hubo milagros, sigo sin verla, y eso que la busqué un buen rato. Un momento me pareció ver algo pero fue tan fantasmatico que no puedo decir si la vi. o no. La nebulosa de la llama (ngc 2024) de apreciaba perfectamente con sus 2 partes separadas por un espacio oscuro que a mi me recuerda una hoja de robles. De hecho se ve mejor sin filtro. Se ve sin problema ngc 2023, una especie de estrella con un halo alrededor pero con mapa detallado y todo, la cabeza de caballo no aparece. Un filtro H-beta la revelaría pero con ese diámetro pensaba poder ver algo sin él..Otro chisme a comprar..además de un buen filtro OIII, para el siguiente objeto…
*Buscado y encontrado ayer, el casco de Thor en Canis Mayor sale hoy todavía más nítido. Me encanta esa nebulosa con la forma del casco de Asterix. Hay que aumentarla mucho para verla bien, 150 mínimo y eso si, es el típico objeto que reacciona a la perfección a un filtro OIII. Sin él, a pena se ve. Mi Uhc es potente y se aproxima a algunos OIII de otras marcas pero creo que cuando lo vi la primera vez en ese telescopio, con el filtro OIII de su antiguo propietario, se veía mucho más recortada (y con las estrellas casi apagadas, normal…) Ya que tengo el filtro me voy a la Roseta que no me cabe ni con el panoptic 41mm (unos 40X), me paseo por su nube compleja circular enmarcando un cúmulo de estrellas… y vuelvo a encontrar esa curiosa nebulosa Hubble en forma de cometa que me enseño Oscar en septiembre.
Me paseo por la numerosas galaxias ngc que hay dentro de la sartén de la Osa mayor, no me detengo mucho ya que es tarde y todavía quiero ver las de Leo. Pero antes no puedo resistir ir a ver M51 que está ahora un poco más alta: su estructura se lee perfectamente aunque que menos que en verano cuando se encuentra más alto en el cielo. El trío de Leo y las otras galaxias se ven perfectamente, con aspectos también granuloso pero necesitarán también esperar unos meses para verlas más arriba y mejor todavía.
Realmente un noche mágica: Contemplaciones solitarias del universo entrecortadas de momentos plácidos con mi tasa de chocolate caliente, escuchando el silencio abrumador de las alturas, a veces interrumpido por las piedras que deja caer alguna cabra montesa cercana y mirando esta bóveda tan limpia. Con esa ausencia de viento, poco habitual en ese lugar, me pongo a pensar como hubiera sido en la Covatilla, con 500 metros más de altitud. Habrá que probar suerte allí alguna vez….

 

Compartir
Twittear
Pin
+1
Compartir
0 Compartir