La Sierra de Francia y Las Batuecas

Pueblos centenarios, naturaleza intacta, paisajes cautivadores. El Parque Natural de la Sierra de Francia-Batuecas y los alrededores lo tienen todo.

botónNada hace pensar, cuando uno atraviesa las vastas llanuras entre Valladolid y Salamanca, que pueda existir cerca un oasis de tal belleza…

Sin embargo, una vez en Salamanca, si uno se dirige hacia Portugal o hacia la Sierra, los campos de cereales dan paso a inmensas dehesas donde las encinas con su silueta peculiar proporcionan sombra y alimento al ganado: Es el Campo Charro. Paraíso de los toros y cerdos ibéricos que tanta fama dan a la zona.

Llegamos entonces a la Sierra de Francia, y nos remontamos al pasado: Los pueblos con sus casas de entramado de madera, sus calles estrechas, los burros y mulos bebiendo en las fuentes a la vuelta del trabajo de las viñas, las abuelas sentadas haciendo ganchillo, bordando el peculiar estilo serrano, los árboles frutales y el agua…El agua está por todas partes, y todo crece gracias a ella: uvas, peras, manzanas, melocotones, ciruelas, higos y verduras de todo género. El agua sale de manantiales, forma torrentes que corren a través de sus valles escarpados. Se bebe y uno se baña en ella. El agua nace de la Sierra…

Ríos y fuentes de la Sierra de Francia
La Sierra de francia en otoño
Calle de La Alberca

botónLa Sierra de Francia

Haría falta escribir un libro para decir todo sobre su diversidad y complejidad.

Su complejidad geográfica para empezar: Desde la Peña de Francia y sus 1723 metros hasta los 500 metros del río Alagón, pasamos por montes abruptos y valles encajados donde uno se siente pequeño.

La diversidad de su clima y vegetación. Debido a su relieve particular, la Sierra de Francia presenta varios aspectos visibles en pocos kilómetros. Pasamos de un clima mediterráneo donde encontramos matorrales de monte bajo, a un clima atlántico donde predominan robles, fresnos y castaños. Allí donde se cultiva la viña y los cerezos, es imposible a pocos kilómetros debido a las heladas tardías que comprometerían su maduración y su recolección.

La riqueza de su población, de sus costumbres, y de su folklore: Las invasiones, las guerras, las persecuciones religiosas son la principal explicación. Las culturas musulmana, judía, y cristiana se funden en una curiosa alquimia cuyos trazos se reencuentran en las técnicas agrícolas, de riego, en la arquitectura y el urbanismo y también en el peculiar carácter de sus habitantes. También encontramos orígenes franceses debido a la repoblación de esta comarca por contingentes galos, después de las reconquistas sobre los moros. Esta es la explicación más probable de la existencia de la palabra Francia en varios topónimos de la zona (Sierra de Francia, Peña de Francia, Río Francia, Nava de Francia…) así como la de apellidos claramente franceses como Gascón (Gascogne) o Martín.

La belleza de sus pueblos: La Alberca es el más conocido y turístico de los 6 pueblos declarados conjunto histórico-artístico. Los demás no por ello son menos auténticos y bonitos: Miranda del Castañar, pueblo fortificado alrededor de su castillo, Mogarraz y sus inscripciones religiosas llenas de misterio en las puertas de sus casas, San Martín del Castañar y los vestigios de su castillo, Sequeros y Villanueva del Conde…Todos, incluso los no declarados, valen la pena ser visitados: Cepeda, Sotoserrano, San Esteban

La Sierra de Francia ha sido declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2007.


¿Sabías qué..? Alberca es una palabra de origen árabe. Una alberca es un estanque destinado para regadío.

Excursión en Las Batuecas
Calle de La Alberca

botónLas Batuecas

El parque natural engloba una gran parte de la Sierra de Francia constituyendo un remanso de paz para las especies protegidas como  la cabra montesa, el águila real, el buitre o la discreta cigüeña negra. Pero la joya de este parque natural es sin duda esta garganta escarpada y salvaje que muchos no han dudado en comparar al paraíso terrenal: Las Batuecas.

Los numerosos abrigos con pinturas rupestres que marcan el paseo al visitante están allí para convencerle que en este lugar ocurrió una Génesis. Los monjes no se equivocaron al elegir la entrada de aquel valle para instalarse en un monasterio y construir ermitas diseminadas en la montaña para meditar y aproximarse al creador.


¿Sabías qué..? Estar en las Batuecas significa estar en Babia, estar despistado o con la mente puesta en otro sitio.

Plaza Mayor de Salamanca

botónSalamanca

Arte, saber y toros es su lema, porque acoge una de las universidades más antiguas de Europa. Llamada también la “pequeña Roma”, la ciudad de Salamanca es una sucesión de monumentos a cual más impresionante: Catedrales, antigua universidad, iglesias, conventos y palacios. Al visitar Salamanca al atardecer, comprobaréis como el tono dorado de su piedra de Villamayor contrasta con el azul del cielo. Su marcha nocturna también es legendaria. Los miles de estudiantes toman sus calles hasta al amanecer. Es otro espectáculo de la ciudad de Salamanca a descubrir y a vivir plenamente.


VISITA VIRTUAL DE SALAMANCA. Un recorrido por la Salamanca monumental como si estuvieras allí !!!

Cascada de Ovejuela en Las Hurdes
Las Arribes del Duero

botónMás cosas que ver

Desde nuestras casas, se pueden planificar numerosas excursiones de un día:

Las Hurdes: El terreno extremadamente pobre y el aislamiento de estos pueblos cercanos a Las Batuecas hizo que hasta el siglo xx, sus habitantes vivieran casi como en la Edad Media. En ellos se basa el documental de Luis Buñuel “Tierra sin pan” que tantos debates provocó. Destacamos una cascada cerca de Pinofranqueado: El Chorrituelo de Ovejuela.

Ciudad Rodrigo y Almeida: 2 ciudades fortificadas a cada lado de la frontera con Portugal que fueron teatro de cruentas batallas durante las guerras napoleónicas.

Sierra de Béjar: De más altitud que la Sierra de Francia, tiene una estación de esquí: “La Covatilla”. Candelario, pueblo conjunto-histórico, es de visita obligada.

Sierra de Gata: Más allá de las Hurdes y lindando con Portugal se encuentra esta bonita comarca cuyos pueblos conjunto-histórico y piscinas naturales nada tienen que envidiar a nuestra sierra de Francia. Nos encantó Robledillo de Gata.

Las Arribes: Cañón impresionante cavado por el río Duero haciendo frontera entre Portugal y España.

Numerosos castillos: Monleón, Montemayor, Castillos del Buen Amor, de San Felices de los Gallegos, Barco de Ávila, por nombrar sólo algunos cercanos…

Las ciudades de Zamora, Ávila, Segovia, Cáceres: Patrimonio de la humanidad de la UNESCO como Salamanca, quedan a dos horas.


Información sobre la provincia de Salamanca y los diferentes conjuntos-historicos